BASF – Agricultura en Chile
24 de agosto de 2023
Chile
Agricultura

Planificación y productividad en la gestión rural

Contar con una buena gestión de las actividades agrícolas es uno de los factores más importantes a la hora de considerar el éxito de la producción agrícola. Además de la elección de los cultivos, la maquinaria utilizada y el equipo de trabajo, es fundamental saber organizar el día a día.

El desarrollo de prácticas que optimicen la gestión de los cultivos aporta varios beneficios, no sólo en términos de organización, sino también de eficacia de los procesos, ahorro de insumos y aumento de la productividad en general.

Existen algunas alternativas que contribuyen para que la planificación sea objetiva, como el uso de metas que tengan sentido con la realidad del agricultor.

Siga leyendo para conocer las sugerencias que pueden contribuir a la organización de sus actividades y hacer que su trabajo sea aún más completo y eficiente.

Gestión agrícola e importancia de la planificación

Una buena gestión de los cultivos es una de las actividades más importantes para el éxito de la productividad agrícola. Implica una serie de acciones como la planificación, la organización, la ejecución y el control de todas las actividades en el campo. Y entre ellas, la planificación previa es sumamente importante para obtener buenos resultados. 

La planificación previa de las tareas y procesos, consiste en establecer los resultados a alcanzar, identificar las actividades a realizar, definir el presupuesto disponible, determinar los recursos necesarios, así como fijar el cronograma y el plazo para la realización de cada actividad.

Al realizar una planificación previa, el productor agrícola puede anticiparse a los posibles problemas que puedan surgir durante la ejecución de las acciones. Además, puede identificar los mejores momentos para la siembra, cosecha y otras actividades, teniendo en cuenta las condiciones climáticas y la disponibilidad de mano de obra.

Organizarse con antelación también es fundamental para reducir costos y aumentar la productividad. Sabiendo exactamente qué actividades se van a realizar, es posible optimizar el uso de los recursos disponibles y evitar el despilfarro. Con ello, podemos aumentar la eficiencia y la rentabilidad.

Es importante destacar que la planificación previa debe ser un proceso continuo que se adapte a la realidad de cada propiedad rural. Así, cada proceso debe ser analizado en función de las necesidades reales del agricultor para que los resultados sean positivos.

Por lo tanto, hay algunos factores que involucran la planificación a los que debemos prestar atención para tener no sólo el control de todas las etapas, sino también para entender mejor cómo podemos utilizarlos. Compruebe cuáles son los puntos más relevantes de la organización de la gestión del cultivo.

Gestión de los recursos humanos en la producción agrícola

Two farmers in a field examining wheat crop.

La gestión de personas es una actividad sumamente importante en cualquier sector económico, y la agricultura no es diferente. En el medio agrícola, esta tarea se resume en la gestión eficaz de los recursos humanos implicados en las tareas cotidianas.

Para que la producción agrícola tenga éxito, es necesario que las personas implicadas estén bien formadas y comprometidas con los objetivos establecidos. El proceso de gestión de los empleados en la producción agrícola implica varias áreas, como la contratación, formación de personal, desarrollo, motivación, retención y evaluación del rendimiento de los colaboradores.

 

Una de las estrategias clave cuando hablamos de este tema es desarrollar un buen plan de formación y capacitación. Este plan debe tener en cuenta las necesidades específicas del cultivo y proporcionar la formación adecuada para cada función y tarea. Esto ayuda a garantizar que todos los empleados estén capacitados para realizar su trabajo de forma eficaz y segura.

La motivación del personal es también un factor clave, ya que influye directamente en la productividad y el compromiso de los trabajadores.  Puede lograrse mediante diversas estrategias, como el reconocimiento del trabajo bien hecho, incentivos económicos, planes de carrera y beneficios.

Es esencial ofrecer un entorno de trabajo agradable, oportunidades de desarrollo profesional y beneficios que mantengan a los empleados motivados y comprometidos con los cultivos, evitando la rotación laboral.

En resumen, la gestión de los recursos humanos en el campo es una actividad fundamental para garantizar el éxito de la producción agrícola. La contratación, formación, desarrollo, motivación, retención y evaluación del rendimiento de los colaboradores son elementos clave para garantizar un entorno de trabajo saludable y eficaz, además de contribuir a la mejora continua de los procesos en el campo.

Costos fijos y variables en la producción agrícola

Farmer seeding crops at field

Uno de los puntos más importantes de la gestión agrícola consiste en comprender cuáles son los tipos de costos y cómo debemos gestionarlos, ya que de este modo podremos llevar a cabo una planificación completa del cultivo y evitar imprevistos.

Estas inversiones pueden dividirse en dos categorías, costos fijos y los costos variables, que influyen directamente en los recursos disponibles para el trabajo diario en el campo.

 

 

Costos fijos de producción agrícola

Los gastos considerados fijos son los que no varían en función del cultivo y deben pagarse independientemente del volumen de productividad en cada cosecha.

Hay que tener en cuenta que, si los gastos fijos son demasiado elevados, el cultivo puede no ser rentable aunque el volumen resultante sea exitoso. Entre los gastos fijos podemos incluir, por ejemplo:

  • Sueldos y cargas laborales de los empleados fijos de la labor agrícola;
  • Mantenimiento y reparaciones de equipos e instalaciones;
  • Seguros e impuestos sobre la propiedad
  • Servicios contables y jurídicos; y
  • Gastos administrativos y de oficina.

 

Costos variables de producción agrícola

Los costos variables son los que cambian en función de la cantidad de producción. Están directamente relacionados con la gestión en campo y aumentan o disminuyen en función de la cantidad generada.

Estas inversiones son importantes para determinar el precio de venta, porque influyen directamente en el costo total de cada cosecha.

Además, al igual que los costos fijos, la reducción de estos costos puede aumentar la rentabilidad de la producción agrícola y hacerla más competitiva en el mercado. Algunos ejemplos de los costos variables son:

  • Semillas;
  • Fertilizantes;
  • Fitosanitarios;
  • Electricidad;
  • Agua;
  • Alquiler de maquinaria

 

“Gestionar los costos fijos y variables en la producción agrícola es importante para determinar el precio de venta de lo que se genera”.

Costos fijos y variables en la producción agrícola

Farmer seeding crops at field

Uno de los puntos más importantes de la gestión agrícola consiste en comprender cuáles son los tipos de costos y cómo debemos gestionarlos, ya que de este modo podremos llevar a cabo una planificación completa del cultivo y evitar imprevistos.

Estas inversiones pueden dividirse en dos categorías, costos fijos y los costos variables, que influyen directamente en los recursos disponibles para el trabajo diario en el campo.

 

 

Costos fijos de producción agrícola

Los gastos considerados fijos son los que no varían en función del cultivo y deben pagarse independientemente del volumen de productividad en cada cosecha.

Hay que tener en cuenta que, si los gastos fijos son demasiado elevados, el cultivo puede no ser rentable aunque el volumen resultante sea exitoso. Entre los gastos fijos podemos incluir, por ejemplo:

  • Sueldos y cargas laborales de los empleados fijos de la labor agrícola;
  • Mantenimiento y reparaciones de equipos e instalaciones;
  • Seguros e impuestos sobre la propiedad
  • Servicios contables y jurídicos; y
  • Gastos administrativos y de oficina.

 

Costos variables de producción agrícola

Los costos variables son los que cambian en función de la cantidad de producción. Están directamente relacionados con la gestión en campo y aumentan o disminuyen en función de la cantidad generada.

Estas inversiones son importantes para determinar el precio de venta, porque influyen directamente en el costo total de cada cosecha.

Además, al igual que los costos fijos, la reducción de estos costos puede aumentar la rentabilidad de la producción agrícola y hacerla más competitiva en el mercado. Algunos ejemplos de los costos variables son:

  • Semillas;
  • Fertilizantes;
  • Fitosanitarios;
  • Electricidad;
  • Agua;
  • Alquiler de maquinaria

 

“Gestionar los costos fijos y variables en la producción agrícola es importante para determinar el precio de venta de lo que se genera”.

Conociendo cuáles son los costos fijos y variables, es posible determinar el punto de equilibrio, es decir, la cantidad que hay que producir para cubrir todos los costos y generar beneficios. 

Es importante entender la diferencia entre costos fijos y variables y gestionarlos adecuadamente para determinar el precio de venta de los productos agrícolas, identificar el punto de equilibrio de la gestión del cultivo y aplicar estrategias de reducción de costos para garantizar la sostenibilidad financiera del cultivo.

Lea también: Tecnologías y sostenibilidad en la gestión de cultivos

Maduración del cultivo de banano. Concepto agrícola de plantación de frutales en invernadero en Colombia.

Dimensionamiento de la maquinaria agrícola y delimitación de hectáreas

El dimensionamiento de la maquinaria agrícola es un proceso de gran importancia, ya que permite a los agricultores evaluar y elegir las máquinas más adecuadas para cada fase del cultivo.

Esta planificación implica la selección de la maquinaria más adecuada, teniendo en cuenta las características de cada cultivo, el tamaño de la superficie cultivada y la capacidad de producción deseada.

La elección correcta de la maquinaria agrícola puede aportar varios beneficios, como:

  • Aumento de la productividad;
  • Reducción de costos
  • Disminución del tiempo de ejecución de las tareas; y
  • Mejoramiento de la calidad del producto.

 

Además, conocer adecuadamente qué máquinas y equipos son fundamentales para la gestión diaria de los cultivos puede contribuir a reducir los problemas de mantenimiento, aumentando la vida útil de éstos.

El proceso de dimensionamiento implica evaluar las necesidades de cada etapa de la producción, tales como: el tipo de suelo, tipo de cultivo, el tamaño de la superficie, el clima y los requisitos del mercado. 

According to predictions made by the Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO), farmers will have to sustainably generate around 50 percent more yield by 2050 in or-der to feed the global population. [Reproduction for press purposes free of charge with credit “Picture: Bosch”]

Las capacidades técnicas de la maquinaria son: potencia del motor, capacidad de carga, eficiencia de combustible y durabilidad del equipo. Y todo ello debe evaluarse buscando una buena relación costo-beneficio para maximizar las ventajas.

 

Del mismo modo, hay que estudiar la delimitación de las hectáreas para sacar el máximo provecho de cada parcela.  Este proceso implica definir la cantidad de terreno que se destinará a determinados cultivos y planificar las actividades que se llevarán a cabo en cada zona.

 

El adecuado dimensionamiento de las hectáreas agrícolas permite al agricultor tener una visión más clara y precisa de las necesidades de su propiedad, permitiendo una mejor organización y distribución de los recursos disponibles, como maquinaria, mano de obra, semillas, fertilizantes, entre otros.

 

La correcta definición de las hectáreas agrícolas puede contribuir a la reducción de costos y al aumento de la productividad, ya que cada área será cultivada de acuerdo con sus particularidades y necesidades.

 

Además, dimensionar correctamente las hectáreas también contribuye a la sostenibilidad del cultivo. El cultivo en zonas inadecuadas puede provocar la degradación del suelo, la pérdida de biodiversidad y repercusiones negativas en los recursos hídricos.

 

Evaluando las condiciones edafoclimáticas y eligiendo los cultivos adecuados, el agricultor puede reducir el impacto ambiental de la agricultura y aumentar su sostenibilidad.

Lea también: El papel de la agricultura en el mantenimiento de la biodiversidad

Gestión y planificación de cosechas

Uno de los principales elementos de la planificación de la producción agrícola es la planificación de los cultivos, ya que permite a los agricultores optimizar el uso de sus recursos.

Analizando factores como las condiciones meteorológicas, la disponibilidad de recursos, la demanda del mercado y las estrategias de gestión de la propiedad, por ejemplo, es posible elegir los cultivos que mejor se adaptan a las condiciones de cada temporada, evitando pérdidas económicas.

Además, la planificación permite a los agricultores organizar eficazmente sus actividades de siembra, cosecha y gestión de cultivos, reduciendo los tiempos muertos y aumentando los resultados.

Otro punto importante es la posibilidad de adaptar la producción a las demandas del mercado. Mediante el análisis del mercado y el historial de ventas, podemos identificar los cultivos con mayor potencial de rentabilidad en cada época del año y ajustar las estrategias de siembra y cosecha.

La planificación de los cultivos es una actividad fundamental para los agricultores, ya que ayuda a optimizar el uso de los recursos, reducir los riesgos financieros y garantizar la sostenibilidad de la producción.

Por ello, es importante dedicar tiempo y recursos a la elaboración de una planificación eficaz, contando con la orientación de profesionales especializados cuando sea necesario.

Un profesional utilizando tecnología de BASF a través de una tableta en su plantación

Gestión agrícola eficaz, ¡con BASF!

BASF es su socio en la búsqueda de estrategias eficientes en agricultura y en la optimización de procesos en su labor agropecuaria. Encuentre en nuestro sitio web información de expertos en materia de cultivos, gestión agrícola y todo lo relacionado con el sector agro.

Manténgase al día de las novedades y aproveche las oportunidades de crecimiento y mejora de su trabajo en campo con nosotros.

¿Quiere recibir contenidos exclusivos, estudios exclusivos y ebooks? ¡Inscríbase ahora!

Lea más contenidos como este: